Sexting, la era de la extimidad

El Sexting es una práctica por la cual se envían contenidos de carácter sexual, ya sean imágenes o vídeos, de forma voluntaria entre personas. Cuando el envío se realiza de forma voluntaria e íntima, es decir, no pública, no es un delito. La difusión pública o en grupos de WhatsApp, por ejemplo, sí que lo es.

Muchos jóvenes y adultos practican el sextng sin tener en cuenta las consecuenicas de exponer su intimidad sin control. Es lo que se llama la extimidad, un mal de nuestros tiempos sobre el que debemos alertar a nuestros jóvenes. Por eso hay que divulgar las consecuencias de esta práctica.

En en Laboratorio de RTVE han desarrollado el Proyecto Backup para hablar de los ciberdelitos. Pantallas Amigas presta su apoyo a esta iniciativa y tiene un programa específico sobre sexting que recomiendo totalmente. En el vídeo de Lab RTVE siguiente verás una situación que puedes haber vivido fácilmente, por desgracia.

La propia Pantallas Amigas nos facilita un decálogo para no realizar sexting. En mi experiencia, es una de las fuentes de ciberacoso más importantes y uno de los motivos de inducción al suicidio entre adolescentes, según recientes investigaciones. Así que toda prevención es poca.

Es importante conocer que existen formas de pedir ayuda cuando consideras que tus imágenes han salido del círculo de intimidad y empiezan a moverse por ahí. En esta página explican que puedes pedir ayuda al Canal Prioritario de la Agencia de Protección de Datos.

¡Comparte!

Víctor Cuevas

Orientador, maestro, soñador.

Ver todas las entradas de Víctor Cuevas →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.