Dormir poco la noche antes de un examen está asociado con tener más ansiedad a la hora de hacerlo. Así lo han puesto de manifiesto recientes investigaciones, así que el consejo es sencillo: duerme.
No está de más, recordar que para rendir bien y evitar la ansiedad ante los exámenes, lo mejor es que te prepares adecuadamente y que el día de antes puedas descansar. Los atracamos de última hora no son buenos, en absoluto. Echa un vistazo a los consejos que escribí en su día en este mismo blog. Mi amiga Lara Romero lo cuenta en este dibujo: el sueño tiene enormes efectos sobre nosotros. Así que apaga el móvil y duerme más.

¡Comparte!

Por Víctor Cuevas

Orientador, maestro, soñador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación.    Ver
Privacidad